APUNTES

La gran dimisión

por CORREDURÍA INTELIGENTE

5 abril 2022    •  3 minutos de lectura

Más de treinta ocho millones de personas han dejado su trabajo en los Estados Unidos durante el 2021. Una gran desbandada síntoma de que algo está pasando en el mercado laboral y que merece la pena analizar.

La pandemia ha cambiado las reglas del juego y si no las entendemos pronto, ponemos en peligro la economía del país al mismo tiempo que nos llevan a aumentos salariales, en algunos sectores, al no encontrar mano de obra en el mercado.

Según Anthony Klotz, el profesor de gestión en la Texas A&M University que ha popularizado el término “The Great Resignation” (la gran renuncia o la gran dimisión), los trabajadores están agotados emocionalmente a causa de la exigencia del trabajo y del estrés provocado por la pandemia.

El hecho de estar más en casa, con la familia y tener más tiempo por un mismo nos ha hecho entender que necesitamos menos del que nos pensamos para vivir y que por el contrario, lo que más valoramos es tener tiempo. Más autonomía personal, más poder, más bienestar y más flexibilidad.

Siendo este el panorama, las empresas se replantean como ser atractivas por los trabajadores, cambiando los modelos de trabajo y haciendo énfasis en la cultura y los valores y en la reputación de su marca como empleadora, lo que se denomina Employer Branding.

Y ¿qué buscan los trabajadores? Pues según datos de Linkedin, un propósito, más flexibilidad y más empatía.

El problema se puede convertir pues, en una oportunidad para las empresas que hagan las cosas bien.

Seguimos en los Estados Unidos porque todo ello genera más incógnitas. A pesar de los datos que nos aporta la Gran Dimisión, resulta que la tasa de paro al cierre de 2021 se sitúa al 3,9%, una tasa prácticamente igual que al 2019 y 2020, al mismo tiempo que las cifras indican que hay más de diez millones de vacantes por cubrir.

Conclusión, los trabajadores que dejan sus trabajos no se van a casa (al menos no la mayoría) sino que abandonan su puesto de trabajo para irse hacia otros que cumplan mejor con sus nuevos requisitos: más flexibilidad, más empatía, más facilitados de conciliación, más tiempo libre, más foco en las personas, más salario. En definitiva, se van hacia sectores más atractivos o hacia empresas que han hecho los deberes en cuanto a su cultura interna.

Y ¿qué pasa con estos más de diez millones de vacantes por cubrir? Pues que hoy en día no son atractivas por los trabajadores. No olvidamos que con la pandemia ha habido un cambio en la demanda de los consumidores. Menos viajes y restaurantes y más sofás, bicicletas estáticas y tecnología. Mientras unos destruyen puestos de trabajo, otros crean, a menudo obligados a pagar salarios más altos por la prisa al captar trabajadores. Es lo que se denomina reskilling: los trabajadores adquieren nuevas habilidades para cambiar de un sector a otro. Se reciclan, vaya.

Este reskilling es un indicador de que una economía es flexible, de forma que, cuando hay cambios en la demanda, la gente puede pivotar rápidamente de un sector a otro.

Volveremos a viajar e ir a los restaurantes, pero recuperar el talento que se ha ido no será evidente. Habrá que hacer esfuerzos para ser más atractivos y seguramente pagar más.

Y en España, ¿podríamos sufrir también una gran dimisión? A pesar de que todo parece señalar que ha habido un cambio de mentalidad por parte de los trabajadores, nuestra economía no es flexible como la americana.

España cerró el 2021 con una tasa de paro del 13,33%, muy lejos de la americana inferior al 4%. Esto quiere decir que cuando se destruyen puestos de trabajo de unos sectores determinados, la gente no fluctúa hacia los que tienen mayor demanda.

El trabajador americano puede dimitir, cambiar de trabajo, quedarse un tiempo en casa y después volver al mercado porque siente la seguridad de que no le costará encontrar trabajo. Aquí, la película no es la misma.

Un reto enorme que podemos convertir en una oportunidad siempre que nos lo tomamos seriamente, como un reto de País. ¿Manos a la obra?

 

Laura Ravés

Directora de cultura, organización y personas

 

Otros artículos de Laura Ravés

¿Interesado en la transformación digital de tu negocio? ¡Suscríbete a nuestra newsletter!

Temas clave

Ver más

NOTICIAS

Prueba SALUD-e durante 60 días . Inscríbete en nuestros webinars y conoce la nueva versión

¡Prepárate con antelación para la campaña de Salud 2022!. Asiste a nuestros webinars de SALUD-e y consigue una versión de…

19 mayo 2022

Leer mas

PÍLDORAS DE CONOCIMIENTO

¿Qué es el “metaverso”? ¿Qué podemos esperar?

La transformación digital nos ha traído una innumerable cantidad de conceptos nuevos . Uno de los últimos en llegar es…

17 mayo 2022

Leer mas

NOTICIAS

La correduría Picazo de Nova integra MelmacIA en las soluciones de MPM software

La correduría Picazo de Nova implanta la solución de Inteligencia Artificial de predicción de caída de cartera de MelmacIA integrada…

16 mayo 2022

Leer mas